La Campiña Cantábrica es uno de los ecosistemas más diversos que podemos encontrar en nuestro entorno cercano. El mosaico formado por bosquetes, árboles aislados, matorrales, prados de siega y diente y setos vivos, ofrece una enorme variedad de puntos de alimentación y zonas de resguardo que son utilizados por un gran número de especies, fundamentalmente aves.

Alcaudón Dorsirrojo

En nuestro entorno, la campiña ocupa la zona más cercana al mar y algunos de los valles interiores, inmediatamente detrás de las sierras prelitorales como el Cuera o el Sueve. En general son áreas de pendientes muy suaves, casi llanas, con buenos caminos y donde siempre es agradable pasear en busca no solo de aves sino también de mariposas, orquídeas silvestres…etc.

Medioluto Norteña
Acentor Común
Goldfinch
Polyommatus

Las Aves: En la campiña encontraremos preferentemente pequeñas aves o como decimos los ornitólogos “Passeriformes”: Jilgueros, verderones, verdecillos, mirlos, chochines, tarabillas, bisbitas…etc, pero también algunas pequeñas rapaces como el Busardo Ratonero o el Cernícalo.

Además de esto, el gran número de mariposas y otras especies de flora y fauna harán, a buen seguro, que disfrutemos de un interesantísimo día de observación de la naturaleza.